Rutina básica para cuidar tu rostro

Cuida tu rostro diariamente con rutina que brindan la protección que tu rostro necesita

 

 

Pasos para el día:

  • Limpiar: La piel produce sebo a medida que se regenera durante la noche. La limpieza de cada mañana elimina este sebo y asegura que la piel esté lista para el cuidado de día.
  • Tonificar: La tonificación elimina los rastros de limpiador y refresca la piel, al tiempo que restablece su pH natural.

  • Cuidado especial (por ejemplo, sueros o concentrados): Estos productos contienen una alta concentración de ingredientes activos y deben aplicarse directamente en la piel recién limpiada.

    Si usted no está usando un producto para cuidado especial, omita el paso 3 y vaya directamente al paso.
  • Cuidado de día: Se adapta a su tipo de piel para hidratar y proteger la cara. Se recomienda un contorno de ojos dedicado para proteger y cuidar la delicada zona de los ojos.
  • Protección Solar: Aunque muchas cremas de día ya incluyen un factor de protección solar (FPS), normalmente FPS 15, en muchas situaciones la piel requerirá un FPS superior. Puede aplicarse un protector solar facial además o en lugar de su crema de día habitual.